¿Cómo tratar los traumatismos dentales?

Los traumatismos dentales son daños que se producen en dientes o encías debido a golpes, caídas o a accidentes. Son mucho más comunes en niños debido a que son propensos a caerse jugando o a golpearse accidentalmente con los compañeros. Cuando se pregunta como tratar los traumatismos dentales lo primero que hay que saber es que no todos son iguales y que su tratamiento no es, por tanto el mismo.

-Traumatismos dentales en piezas no permanentes. Hablamos de cuando un niño recibe un golpe y rompe o pierde uno o varios de sus dientes de leche. Si el diente no está muy roto y se puede recomponer fácilmente se opta por hacerlo ya que de este modo no quedará el hueco, que puede causar problemas al comer o al hablar al niño.

Además, la falta de piezas puede hacer que el pequeño coja malas costumbres al masticar e incluso puede influir en cómo le salgan los dientes nuevos. Pero si el diente está perdido, se quita el trozo que haya podido quedar en la encía y simplemente se realiza un seguimiento para asegurarse de que todo va bien cuando comienzan a salir las piezas definitivas.

-Traumatismos dentales en piezas permanentes. Aquí también pueden ser de diferentes tipos. Los más comunes son las rupturas parciales de una pieza y la ruptura total. En el caso de una ruptura parcial lo habitual es acudir al especialista para que recomponga el diente, bien con el trozo que se ha caído o realizando una reconstrucción con otros materiales como por ejemplo una funda.

Si el diente se ha perdido, entonces queda la solución e colocar un implante permanente. Esta opción, aunque es la más cara, es también la más estética ya que permite recuperar la pieza que además es totalmente funcional. La persona puede comer sobre ella y como está totalmente atornillada al hueso de la mandíbula no se mueve al comer ni se cae como ocurre con otras soluciones.

Por supuesto, siguen existiendo otras soluciones más económicas no permanentes, especialmente pensadas cuando faltan varias piezas. Pero estas soluciones, conocidas como puentes y como dentaduras postizas, son mucho más incómodas y menos estéticas, pudiendo causar muchas irritaciones y problemas de adaptación.

Los implantes permanentes, hoy en día, son muy seguros, prácticamente no presentan rechazos y una vez que han curado la persona se olvida de que lo lleva puesto porque no molesta para nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s