Trucos caseros para tener los dientes blancos

La salud dental es algo que todos tenemos o deberíamos tener en cuenta. La boca no es sólo una carta de presentación que vaya a afectar en gran medida en la primera impresión que se tiene de nosotros, sino que realmente se trata de una cuestión de salud.

En la boca se generan cantidad de bacterias que si no se combaten adecuadamente pueden generar problemas, empezando por los sencillos como la caries y complicándose en enfermedades más complejas como la periodontitis o la piorrea. Y seguro que las querréis evitar porque pueden dar en la pérdida de piezas dentales.Por eso conviene hacer una correcta limpieza de la cavidad bucal al menos tres veces al día, para evitar que se cree la placa que tantos problemas origina. Pero hay algo más que podemos hacer…

Tener la boca sana no lo es todo (aunque sí es la base) y a quien más quien menos le gusta lucir una sonrisa blanca y bonita. Para ello no hace falta que curses una FP en Higiene Dental como las que ofrecen en escuelas profesionales como Escola Pejoan 😉 …pero sí hay ciertos trucos que puedes tener en cuenta para no estropear tu radiante sonrisa.

Trucos lipieza de dientes Escola Pejoan

  1. Todo lo que mancha una camisa blanca mancha tus dientes. Es un truco fácil y básico, pero eficaz. Chocolate, café, cigarros, zumo de arándanos, cola… son difíciles de quitar de una camisa y también afectan a tus dientes. En la medida de lo posible, evítalos. Y si no puedes evitarlos, aplica el truco #2.
  1. Lávate los dientes inmediatamente después de las comidas. Lavarse los dientes a las doce de las noche antes de meterse en la cama no sirve. Tienes que eliminar bacterias y restos de comida después de cenar para evitar que afecten a tus dientes.
  1. Cáscara de plátano. Y abandonando los básicos, vamos con los trucos caseros. Para blanquear los dientes es muy útil restregar la parte de dentro de la piel del plátano durante unos minutos. El sabor no es el más delicioso del mundo (ni tampoco el peor) pero el resultado es eficaz.
  1. Pulpa de fresa. Como todos los alimentos que contienen ácido salicílico, la fresa ayuda a combatir el sarro. Frótate los dientes suavemente con la pulpa de una fresa y en poco más de una semana verás los resultados. Además no daña el esmalte.
  1. Ácido cítrico. Es un potente blanqueante cuando hay manchas en los dientes. Lógicamente vas a encontrarlo en cantidad de alimentos fácilmente reconocibles, empezando por el limón.
  1. Bicarbonato de sodio. Es un truco de los que se vienen usando toda la vida. Eso sí, conviene usarlo con mesura porque si abusas del bicarbonato puedes dañar el esmalte de los dientes. Lo que tienes que hacer es añadir un poco de bicarbonato de sodio a tu pasta de dientes normal y lavarte los dientes como siempre. Con el extra del bicarbonato los dientes quedarán más blancos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s